Este pasado domingo, día 30, dos componentes de nuestro grupo se dirigieron hacia la Sierra de Bernia, un conjunto montañoso perteneciente a las Cordilleras Béticas, situado en el sureste de la península ibérica,  en la provincia de Alicante. Dicha Sierra se extiende unos 11 km de oeste a este, perpendicularmente a la costa mediterránea, con una extensión de 1900 hectáreas en la que une la Marina alta con la Marina baja, y de la que se la conoce también como Sierra de los Bandoleros.

Allí iniciaron la ruta nuestros compañeros desde las Casas de Bernia, en dirección hacia la Font de Bernia. Durante los primeros kilómetros de pista forestal, si se decide madrugar, se pueden contemplar bonitos amaneceres viendo el sol salir por el mar Mediterráneo , divisandolo por el margen izquierdo del camino. Una vez llegado a la fuente comenzaron a ascender por la senda hasta el conocido Forat de Bernia, en el que se corta el sendero en una vertical pared de piedra en la que se ubica una cueva que esconde un pasadizo estrecho, en el que tras travesar los 20m metros de estrecho hueco que separan la cara norte de la sur, desemboca en uno de los balcones naturales más bonitos del Mediterráneo, posteriormente y situados ya en la vertiente sur de la montaña, continuaron a la derecha por la senda que les llevaría al Fortín, visitando en el camino las pinturas rupestres de la Ermita del Vicario, accediendo por la primera senda que sale al margen derecho del sendero. Una vez incorporados de nuevo a la ruta a mitad de camino, se desviaban hacia la cumbre por una senda empedrada, hasta coronar el paso del Portichol (la W de la sierra de Bernia), a partir de ahí iniciaron  subida por una empinada pared en la que varios tramos de roca tuvieron que ser trepados por nuestra pareja de senderistas, para llegar a crestear por las cumbres de la sierra, con ascensos, descensos y pasos muy técnicos, algunos con cuerdas, cadenas y pasos estrechos. Tras pasar por varios tramos vertiginosos y bastante irregular consiguieron coronar la antecima a 1104 mt. de altitud y en pocos momentos después en el V.G. de la sierra a 1126 m. sobre el nivel del mar, dejando así unas impresionantes vistas de la provincia de Alicante, que dejan ver unas bonitas panorámicas de ciudades como Benidorm, Altea, Calpe, Jávea, Benisa, Callosa d’Ensarriá etc. Desde allí ya comenzarían el descenso por complicadas sendas de roca caliza, con más pasos de cadena y cuerda, y llegando a una pequeña pedrera que les serviría de rodamiento para continuar el descenso hasta llegar al Fortín, un Castillo construido en el año 1562, por orden de Felipe II ,para evitar la situación producida en 1526 con la revuelta de los moriscos. 

A partir de aquí y ya con un desnivel menos pronunciable continuarían por una bonita senda de regreso hacia las Casas de Bernia, en el que antes de llegar se coge un camino forestal por la umbría de la sierra .Una bonita ruta costera de las más completas y  fotografiadas de las Sierras Alicantinas.

Fotos de esta actividad se pueden ver en la GALERÍA DE FOTOS.

Comparte esta publicación!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email