Esta mañana hemos realizado una bonita ruta a la Sierra de las Grajas, para visitar la cueva del Peliciego o también llamada cueva de los Murceguillos, situada en la parte sur a la solana de las Grajas.

A la ruta le hemos dado comienzo desde la pedanía de la Alquería, situada a unos 6 km del municipio de Jumilla, desde donde se le ha dado inicio en dirección a las faldas de la Sierra de las Grajas, buscando la empinada subida vertical del barranco que nos deja directamente en la conocida cueva. La cavidad de la misma cuenta con un desarrollo longitudinal de 75m en la que hace años encontraron un yacimiento arqueológico con diverso materiales de varias épocas además de pinturas rupestres en el margen derecho de la cueva, siendo declaradas Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1998. Una vez visitado el lugar y después de haber sacado varias instantáneas, hemos cogido dirección hacia la cima, buscando paso haciendo zig-zag por una zona bastante complicada debido al difícil acceso de la cumbre. Una vez llegada a la cima, de la que cuenta con una altitud de 859m sobre el nivel del del mar, hemos podido divisar al oeste los distintos picos nevados de la Sierra del Segura y la Sagra, y al norte la rojiza pared de la Peñarubia que entre ellas también se encuentra el pequeño monte del estudiante, bautizada también como la cagada del gigante. 

Los lugareños cuentan que es una cagada de un gigante que puso sus pies, uno en la Pañarrubia y otro en las Grajas, siendo el Estudiante el resultado de su ocurrencia escatológica. Una de las fabulosas leyendas que guardan los pedáneos de la zona. 

El descenso lo hemos realizado paralelo al borde de la pared de las Grajas, zona que va cresteando la sierra hasta llegar a la gruta o sima del Peligro, situada al lado derecho de la cresta, otro bonito lugar de la ruta en el que con especial cuidado te permite descender encajonado entre rocas y disfrutar de las bonitas vistas de la sima y divisar por el balcón natural las vistas de la cara norte de la de la Sierra, zona en la que también conseguimos capturar unas instantáneas muy bonitas, y ya una vez terminada la última visita e incorporados de nuevo a la ruta nos dirigimos de regreso dejando la cresta para dirijirnos esta vez por la rambla de roca viva que discurre de alto en bajo por toda la Sierra, en dirección al Barranco del Bonaire, y del que finalmente nos acercaba por camino rural al punto de inicio de ruta situada en la pedanía de  La Alquería.

Una bonita ruta de la que no dejará de sorprenderte por sus vistas y rincones. 

Fotos de esta actividad se pueden ver en la GALERÍA DE FOTOS.

Comparte esta publicación!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email