“Ascenso al Cervino/Matterhorn”

    12-08-2022, ascenso al monte Cervino o Matterhorn de 4478m desde Italia, saliendo de Breuil Cervinia para completar la Arista Leone y descenso por la vertiente suiza de la Arista Hornli, para retornar por el Teodolus Pass hasta el valle italiano completando así la travesía integral de sus aristas más emblemáticas, la suiza del Matterhorn y la italiana del Cervino.

     El Matterhorn o Cervino, llamado así según se mire desde Suiza o Italia, es la cumbre perfecta de los Alpes, la montaña que dibujan los niños, el cuerno alpino perfecto. Fue la última gran montaña de los Alpes en ser conquistada, se pensaba que era imposible de escalar y que en su cumbre habitaban diversos monstruos que arrojaban piedras sobre el valle… pero la obstinación del inglés Edward Whymper que lo intentó con el guía italiano Jean Antoine Carrel por el lado italiano y finalmente logró la cima por el lado suizo, la arista Hornli, unos días antes de que lo lograran los italianos comandados por Carrel por la arista Leone.

     La arista Leone es famosa por el récord de velocidad logrado por Kilian Jornet hace unos años, teniendo una dificultad AD+ algo superior a la de la arista Hornli debido a su alta exposición. La arista Hornli es la ruta más fácil para ascender esta montaña aun siendo de una dificultad AD, bastante difícil según la terminología alpina, con grado continuo de III de escalada expuesto que hay que hacer en su mayor parte sin asegurar para lograr cima y descender en condiciones de tiempo para evitar tormentas y nieblas.

     Los jumillanos Juan Pedro Molina y Manuel Esteve, del club de montaña Hinneni, tenían como objetivo subir por la arista Leone sin dormir en el refugio Carrel, con material ligero, zapatillas y equipo mínimo de escalada, dado que no había mucha nieve en la montaña este año… partieron de Cervinia a las 4am de la madrugada logrando hacer cima sobre las 12 del mediodía, en 8 horas desde el valle hasta la cima y siendo la única cordada en lograrlo por el lado italiano, la ruta estaba cerrada por alto riesgo de desprendimientos y los guías italianos no han subido este verano… lo que hizo más segura la ascensión dado que el mayor peligro son las piedras que pueden tirar otras cordadas. Una vez en la cruz de la cima italiana emprendieron el descenso hacia Suiza donde ya fue necesario sacar y utilizar la cuerda para rápelar muchos metros y pasos delicados con nieve y de pared expuesta, haciendo la bajada mucho más penosa y difícil que la subida, dado que no hay ruta fácil en esta montaña y destrepar los metros escalados es una ardua tarea con el peligro añadido de que en la vertiente Suiza si trabajaban los guías y había mayor caída constante de piedras… sobre las 17h llegaron al refugio Hornli completando la travesía de la montaña pero les quedaba un largo paseo para atravesar la vertiente suiza bajo la sombra de la cara norte del Breithorn y cruzar las pistas de esquí que caen del Monte Rosa hasta el collado Teodolus que da acceso de nuevo a la vertiente italiana… la noche se echó sobre ellos y durmieron en un refugio suizo para llegar de nuevo al valle de Cervinia a la mañana siguiente completando así su gran objetivo, un sueño que han estado preparando todo el año realizando numerosas escaladas muchas de ellas en libre sin cuerda y otras con los deportivos que usarían en el Cervino como la del espolón central del Puig Campana de Vº, piedra de toque perfecta para lograr la soltura necesaria en las paredes de este coloso de los Alpes.

Fotos de esta actividad se pueden ver en la GALERÍA DE FOTOS.

Comparte esta publicación!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email